Inicio / Pérdida auditiva y acúfenos

Pérdida auditiva y acúfenos

Pérdida de audición y acúfenos

El acúfeno se asocia comúnmente con alguna forma de pérdida de audición y posiblemente es el resultado de los cambios en la actividad cerebral relacionados con la pérdida auditiva.La pérdida auditiva genera una reorganización de la representación cerebral del sonido. La adaptación de audífonos contribuye a la reorganización cerebral , normalizando parcialmente las modificaciones que se habían producido ante la falta de estimulación auditiva debido a la pérdida de audición.

Por lo tanto, el uso de audífonos en los pacientes que tienen pérdida auditiva y acúfenos no sólo mejorará la capacidad de oír los sonidos sino que también reducirá los síntomas del acúfeno. Los audífonos aumentan el volumen en el  cual los pacientes oyen los sonidos externos, por lo cua,l su uso puede ayudar a ocultar o encubrir el sonido del acúfeno. También mejoran la comunicación, lo cual puede reducir los síntomas asociados con frecuencia con el acúfeno como es el estrés o la ansiedad. Los audífonos también pueden mejorar los síntomas del acúfeno al reducir o revertir los tipos anormales de actividad de las células nerviosas auditivas que se consideran relacionados con el acúfeno.

Toda intención de “esfuerzo de escucha” puede aumentar la amplificación de las señales de sonido en la parte subconsciente del cerebro e incrementar la facilidad de detección de las señales del acúfeno. Por esta razón, es importante corregir cualquier pérdida auditiva con audífonos, como parte del tratamiento del acúfeno. Sin embargo, un audífono o generador de ruido blanco incorrectamente adaptado podrían empeorar el acúfeno, algo que frecuentemente observamos en nuestro centro.

Top