Inicio / Fonofobia

Fonofobia

 

En algunos pacientes, el miedo extremo al acúfeno provoca el desarrollo de un estado fóbico en el paciente, muy similar al miedo a las arañas (aracnofobia), pequeños espacios (claustrofobia), a volar (acrofobia), etc. Los pacientes con fonofobia a menudo pasan una enorme cantidad de tiempo a controlar los niveles de ruido de su entorno. Algunas de estas personas creen erróneamente que la exposición a los sonidos de baja intensidad pueden dañar su audición. Algunos de los pacientes dejan de ir al cine, restaurantes, eventos religiosos porque las exposiciones al sonido en estos ambientes se perciben como dolorosos o dañinos para su audición.

En otras personas la respuesta es más sutil, aunque sigue siendo negativa en su significado. Sigue existiendo la molestia o incomodidad al acúfeno, y aunque las emociones fuertes no se presentan, los sistemas límbico y autónomo están siendo estimulados para producir emociones desagradables que reducen la calidad de vida.

En el tratamiento de cualquier fobia se debe de emplear un lento proceso de “desensibilización”. En primer lugar, se debe enfrentar el objeto temido, aprender a experimentarlo sin reaccionar, y luego a aceptarlo como un fenómeno normal que no tiene nada que ver con una amenaza. Muchos aspectos del reentrenamiento auditivo son eficaces para este problema.

Top