Inicio / Causas de acúfenos

Causas de acúfenos

Casi cualquier tipo de trastorno auditivo que incluya el oído externo, medio o interno puede ser una causa de aparición de acúfeno. Sin embargo, es posible tener un acúfeno grave sin ninguna patología auditiva. Causas de acúfenos.

Hipoacusia

Cuando las células auditivas son dañadas, su capacidad para funcionar con normalidad se ve alterada, lo cual conlleva dificultades para controlar las entradas sonoras que llegan al cerebro. Como resultado, incluso cuando no existe ningún sonido (ausencia de sonido o de muy poca intensidad) las células auditivas transmiten señales al cerebro que son amplificadas o son más intensas dentro del sistema auditivo. Los sonidos amplificados pueden resultar en la sensación auditiva conocida como acúfeno.

Causas

Los ruidos de oído pueden ser el resultado de una pérdida auditiva, de una lesión auditiva u otras enfermedades orgánicas. También una pérdida auditiva súbita se acompaña a menudo de zumbidos de oído, además los trastornos de la columna vertebral o en el área de la articulación maxilar pueden desencadenar o aumentar la intensidad del acúfeno.

Diferentes tipos de causas de los acúfenos.

Otológicas
  • Hipoacusia inducida por ruido
  • Presbiacusia
  • Otoesclerosis
  • Tapón de cerumen
  • Sordera súbita
  • Enfermedad de Meniére.
  • Traumatismo sonoro agudo (explosiones, disparos)
  • Pistolas de juguete
  • Exposición a música recreativa y amplificada
  • Ototóxicos

Neurológicas
  • Trauma craneal
  • Esclerosis múltiples.

Infecciosas / inflamatorias
  • Otitis media
  • Meningitis
  • Sífilis
  • Enfermedades autoinmunes

 otros procesos inflamatorios o infecciosos del oído

Ototóxicos
  • Aspirina
  • Quinina y derivados
  • Algunos antibióticos (aminoglucósidos)
  • Algunos diuréticos
  • Fármacos quimioterapeuticos

Psicógenas
  • Depresión
  • Ansiedad
  • Fribromialgia

Otras
  • Patologías tiroideas
  • Hiperlipemia
  • Déficit de vitamina B12
  • Disfunción de la articulación mandibular
  • Lesiones en la cabeza o cuello
  • Rigidez de los huesecillos del oído medio
  • Tumor cerebral o en los oídos

Acúfeno objetivo.

Acúfenos pulsátiles
  • Estenosis de la carótida
  • Malformaciones arteriovenosas
  • Tumores vasculares (glomus yugular)
  • Enfermedad valvular cardíaca (estenosis aórtica)
Acúfenos muscular
  • Mioclono palatino
  • Espasmo del músculo tensor del tímpano o del estapedio
  • Obstrucción de la trompa de Eustaquio

¿Qué ocasiona la percepción del acúfeno?

  • Ansiedad,
  • Miedo
  • Depresión
  • Irritación
  • Insomnio,
  • Tristeza,
  • Conductas negativas
  • Dificultad en las interacciones sociales.

 

 

Ansiedad

 

 El preocuparse de los zumbidos crea estrés y tensión, lo cual, a su vez incrementa la intensidad del acúfeno, que a su vez crea un circulo vicioso.

 

 

                                                                                     

                                                                                                                                  Problemas de sueño

 Cuando hay silencio, los zumbidos se perciben con más intensidad, y pueden obstaculizar el sueño. Es de gran ayuda el considerar las causas que lo produce. 

Dificultades de concentración 

Cuando los acúfenos producen irritación y preocupación, es habitual que se distraiga y pierda su concentración de vez en cuando. Estos efectos probablemente disminuirán con el tiempo. Y recuerde, nadie puede oír ni necesita concentrarse todo el tiempo.       

 Estado de ánimo. 

 Su estado de ánimo actual probablemente influirá en la forma en que usted percibe los sonidos. Cuando usted se siente contento y feliz, se olvida de ellos con más frecuencia, les es dado un papel menos importante en su mente. En otros momentos, si usted está sobrecargado por sus problemas, la ansiedad y el estrés afectan su tolerancia, usted se siente negativo, triste y deprimido, y se hace más difícil el ignorar los sonidos. Cuanto más se preocupe, por ellos o se enfade, más se introducirán en su vida.

Top